Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si quieres saber más acerca de las cookies que utilizamos consulta nuestra política de cookies.
logo

Tener tu vehículo limpio no solo es una buena praxis de estética e higiene, sino que también es una buena medida para que no se vea afectada la seguridad en la conducción. Gracias a lavar de una manera continuada el coche, evitamos que no se acumulen sustancias que puedan aumentar las posibilidades de tener un accidente.

¿Cuáles son los puntos de suciedad que afectan a la seguridad del coche?

No tener el coche limpio puede afectar negativamente de varias maneras:

  • Perdida de capacidad de visión: Un cristal sucio impide al conductor tener una visibilidad completa y clara de lo que sucede en la carretera
  • Visibilidad del coche: Al llevar un vehículo sucio, hacemos que el color de la pintura no resalte tanto apagando su brillo. En situaciones de visibilidad reducida o cuando se está poniendo el sol, los coches con colores oscuros resultan menos visibles para los demás conductores.
  • Alergias: La tapicería es un lugar perfecto para el crecimiento de ácaros y otras partículas irritantes para las personas alérgicas. Por ello siempre debemos tener limpios los asientos, sacudir bien las alfombrillas y comprobar el filtro del aire.
  • Conservación del coche: Gracias a mantener el vehículo siempre limpio, podemos evitar el envejecimiento de los materiales de nuestro coche, por ejemplo, la pintura puede decolorarse en zonas con manchas (especialmente de desechos de pájaros) o los asientos de cuero que se puedan agrietar.

coche-sucio.-cagada-pajaro

  • Faros: Es importante mantener siempre limpios los faros, ya que nos servirá para tener bien iluminada la carretera y para que el resto de coches nos puedan ver durante la conducción.
  • Comodidad: Conducir en un coche limpio siempre resulta más placentero que hacerlo en un coche sucio. Es verdad que para trayectos cortos no se aprecia mucho la diferencia, pero para trayectos largos se convierte en un factor importante para el confort del conductor.
  • Acumulación de trastos: Limpiar el vehículo supone en muchos casos la revisión del material que hay en el interior del coche. De esta manera, se convierte en una buena oportunidad para comprobar qué elementos están rotos y merece la pena ser sustituidos o aquellos que están ocupando espacio pero que apenas se utilizan, como por ejemplo disponer de varios paraguas cuando es verano. Este tipo de productos hacen que el auto pese más y repercute en su frenado, en el consumo y en la seguridad del coche.
  • Malos olores: Un coche sucio siempre va a crear unos olores poco atractivos que condicionan la sensación de confort dentro del coche. Con un simple ambientador, ya se podría superar este inconveniente.

Por todo esto que hemos visto, es súper importante mantener nuestro vehículo limpio para que la seguridad de la conducción no se vea afectada. Por ello te invitamos a entrar a nuestra página web donde encontrarás todos los productos necesarios para llevar a cabo esa limpieza.

Share this