Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si quieres saber más acerca de las cookies que utilizamos consulta nuestra política de cookies.
logo

En este articulo os vamos a contar cuales son los cuidados que va a necesitar tu vehículo para la piel o cuero.

Mantenimiento básico

limpieza-cuero

No hay que olvidar que el cuero es, al fin y al cabo, una piel, por lo que la suciedad, los rayos UV del sol y la deshidratación son los factores que más hacen que se estropee. No hay que permitir que la suciedad se acumule en los poros, por lo que simplemente pasar una toalla de microfibras húmeda sobre tu asiento de cuero cuando laves el coche, sería una práctica muy buena de mantenimiento. Además, es recomendable acondicionar el asiento del conductor cada 3 meses en invierno y una vez al mes en verano, sin olvidar que siempre hay que limpiar la piel antes de acondicionarla.

Procesos de limpieza y acondicionado de la piel de nuestro coche

Aspiración

Lo primero que hay que realizar siempre es aspirar toda la suciedad que pueda tener acumulada en los pliegues y costuras, sino la quitamos bien, esa suciedad podrá arañar el cuero cuando pasemos la toalla o cepillo. La única precaución que hay que tener en cuenta, es no usar una aspiradora cuya boquilla tenga aristas o cualquier desperfecto que pueda arañar el cuero.

Limpieza

Lo primero hay que elegir es un limpiador de cuero para automoción. Pasaremos el limpiador bien por todas las zonas, sobre todo en los recovecos y pliegues. Dependiendo de lo sucio que se encuentre, podremos dejar actuar el limpiador un tiempo, pero sin permitir que se seque, y pasado este tiempo retiramos la suciedad con una toalla de microfibra seca.

Es aconsejable ir limpiando por zonas pequeñas, para que no llegue a secarse el producto si queremos hacer el asiento entero. Una vez limpio todo el asiento, se recomienda esperar 1 hora, para que se seque totalmente y así podamos aplicar el acondicionador.

Acondicionado

hidratar-tapiceria

El acondicionar sirve para nutrir e hidratar el cuero. Con el tiempo, la piel se va deshidratando (resecando) con lo que va perdiendo suavidad y elasticidad. Si eso ocurre, la piel se agrieta e incluso puede llegar a rajarse.

Se recomienda que los acondicionadores sean en base agua, para poder atravesar la capa original de protección del cuero.

El acondicionador se extiende por la superficie a tratar, se deja unos minutos para que el cuero absorba lo que necesite y se retira lo sobrante con una toalla de microfibra seca.

Errores típicos que hay que evitar

  • No usar nunca amoniaco, ya que elimina los aceites naturales, reseca de forma muy agresiva y daña las costuras.
  • No usar nunca cera de abeja, porque tapona los poros y hace la superficie muy brillante y resbaladiza.
  • No usar nunca detergentes caseros que pueden contener sal y sosa cáustica.
  • No usar nunca aerosoles porque suelen contener siliconas.
  • No usar nunca grasa de caballo, crema de zapatos, o acondicionadores de material de equitación porque están diseñados para cueros más gruesos donde la transpiración y paso del aire no es esencial.

Una vez contado lo que tienes que hacer y lo que no, te invitamos a que entres en nuestra página web y encuentres todo lo necesario para mantener tu coche como el primer día

Share this